Temporada 8: sobre

Han pasado años desde que las protagonistas de #MTVTeenMom2 tuvieron a sus bebés y se convirtieron en madres adolescentes. Pero el paso a la vida adulta sigue siendo todo un reto para ellas, y así lo comparten con los fans en la octava temporada de la saga, la cuál se estrena el lunes 22 de octubre a las 09:30h. 

Juicios, custodias, divorcios, viejos amores, nuevas ilusiones y problemas familiares son solo algunos de los frentes que Leah, Jenelle, Chelsea y Kailyn mantienen abiertos en esta nueva temporada, en la que, además, se les suma una nueva mami: Briana, de "Teen Mom 3" y "Embarazada a los 16". 

Esta nueva temporada de #MTVTeenMom2 no solo sigue la vida de las cuatro protagonistas originales, sino que una nueva madre se suma al programa. Tras su participación en "Teen Mom 3" y "Teen Mom: Young & Pregnant", Briana ha tenido que hacer malabares para criar a su hija de 5 años, Nova, con la única ayuda de su madre y su hermana, y encontrar a la vez tiempo para su nuevo novio y su profesión. La vida de la joven da un vuelco cuando, sin esperarlo, se queda embarazada por segunda vez. A su nueva situación se suman las sorprendentes noticias que le llegan sobre Luis, su novio, y se ve obligada a tomar una complicada decisión por el bien de su futuro bebé… ¿Cuál será? 

¡Pero Briana no es la única que vive un embarazo inesperado! Kailyn se entera de que está esperando un hijo con su novio, con el que mantiene una difícil relación de idas y venidas. Además, las batallas dentro y fuera del juzgado con su ex Javi, y la petición de custodia compartida por parte de Jo, el padre de su hijo Isaac, le complican mucho las cosas. Por su parte, parece que a Jenelle le van mejor las cosas después de tener a Ensley y comprometerse con su novio David. Pero la vida de la joven sufre un duro golpe cuando intenta recuperar la custodia de Jace de su madre, Barbara, y se ve obligada a enfrentarse a ella. 

Por otro lado, Chelsea y su novio Cole tienen a su bebé, Watson, pero las cosas se tuercen cuando reciben preocupantes noticias sobre el ex de la joven, Adam, que amenazan con trastocar la estabilidad familiar necesaria para criar a Aubree. Además, Leah empieza la universidad y se las tiene que apañar para compaginar sus estudios con el cuidado de sus tres niñas. Los problemas de salud de su hija Ali persisten, por lo que Leah y Corey deben luchar para asegurar que la niña tenga lo que necesita, al mismo tiempo que atienden a su gemela, y a su otra hermana.