17 de diciembre de 2014

LOS TRILLIZOS STYLES

Esta semana hemos decidido seguir adentrándonos en Wattpad, la web donde las fans más detallistas de One Direction pueden escribir y compartir relatos de ficción protagonizados por sus ídolos. Sirve para otras muchas cosas, pero la que a nosotros nos interesa es esta.

Cuando publicamos la primera entrega de fanfictions de One Direction, uno de los comentarios más escuchados tenía que ver con la ausencia de “Los trillizos Styles”, una de las series más populares en la página. ¿Cómo de populares? Bueno, tiene más de 12.700 visitas, así que podemos decir que es bastante popular… Está archivada en siete categorías: gemelos, odio, amor, desamor, rivalidad, celos, amistad. Y ya te puedes imaginar de qué trata: ¿qué pasaría si Harry Styles tuviera no uno, sino dos gemelos idénticos con diferentes personalidades?

A continuación, algunos fragmentos de esta apasionante historia sobre una de las estrellas más importantes del pop internacional y sus gemelos inventados:

“Cuando (inserta tu nombre aquí) decide apuntarse al programa de familias de acogida para la universidad, especulando sobre una fantástica bienvenida, se topa con la realidad, descubriendo cómo se encuentra en medio de una locura de familia. Los trillizos Styles no son una gran compañía. Harry. Edward y Marcel son de lo más opuesto. Mientras Harry es totalmente coqueto, estúpido, mujeriego y engreído, su hermano Edward es la persona más misteriosa, callada y malhumorada que ella ha podido conocer Pero en toda familia hay uno bueno: Marcel, el mayor de los trillizos, es muy simpático, confidencial y muy buen amigo, aunque es rarito. Viste con gafas gordas de pasta con celo, camisas y chalecos de pana. Aunque es algo que (inserta tu nombre aquí) agradece innumerables veces. Se podría decir que él es la única razón por la que ella se quedaría en aquella casa. Aunque eso podría cambiar.”



“¿Qué hay mejor que vivir con un Styles? Vivir con tres”.

“Acababa de llegar a casa de los Styles hacía aproximadamente una hora. Y por lo que parecía no había nadie, algo totalmente irrespetuoso e irresponsable”.

“Cuando llegamos a la universidad, mi boca se abrió hasta casi tocar el suelo, literalmente. Bueno, no, literalmente no. Pero casi”.

“- ¡Ahhh, Harry, quita! – dije mirando al chico de pelo rizado y sonrisa satisfecha que yacía a mi lado. No me hacía falta preocuparme por cuál de los tres sería: era él, no cabía duda. Sería el único capaz de hacer esto. Edward seguramente ni me despertaría, y Marcel…. Bueno, Marcel sería más un “Eh, (inserta tu nombre aquí), despierta, que hay que ir a clase”. Y me tocaría el hombro con cuidado”.

“Pasé algunas clases con Marcel: curiosamente, le tocan las mismas asignaturas que a mí. Y aunque todo el mundo me miraba como si estuviera loca, yo estaba más feliz por estar con Marcel a mi lado”.

“Agarró mi cara en sus manos para que no me separara de él y metió su lengua por toda mi cavidad bucal, aturdiéndome. Le seguí el beso hasta un punto. No iba a caer en su juego. Él era un cínico”.

“Serás mía, (inserta tu nombre aquí), algún día serás mía”.