1 de diciembre de 2014

UNA SEMANA EN LA VIDA DE JADEN SMITH

El hijo de Will Smith se está ganando la fama de excéntrico. En #HEMTV analizamos su compartimiento durante una semana al azar para ver si esta reputación está justificada.

LUNES

Consigue cerrar el parque Disneyworld en Orlando para él solo. Una vez está allí, no se sube a ninguna atracción. Se sienta en un banco a leer tranquilo un manuscrito en lo que parece ser arameo. “Es que no quería que me molestaran”, explica.

MARTES

El martes viaja al espacio en un vuelo privado en un vehículo propiedad de su familia. Entra en un agujero de gusano, va atrás en el tiempo, mata a Hitler, cambia todo, regresa a una realidad habitada por zombis comunistas, vuelve al agujero negro y viaja a un minuto antes del primer viaje para decirse a sí mismo que no lo haga. Luego ve la película “Shrek”.

MIÉRCOLES

Transfusión de sangre de koala. El animal más puro.



JUEVES

Fue al Burger King.

VIERNES

Partido de baloncesto con los amigos. En su avión privado. Debajo del mar.

SÁBADO

El sábado se convirtió en un ser de pura energía y se fundió en una conciencia cósmica con el Universo.

DOMINGO

Los domingos no hace nada. Es decir, se sumerge en una cámara de suspensión criogénica y ahorra el día para vivirlo en otro más provechoso, a no ser que estén los planetas alineados en plan bien.