Las chicas son las que mandan, y así lo demostraron en los premios MTV Video Music Awards 2011, celebrados anoche en el Nokia Teather de Los Angeles y emitidos en directo por MTV España. Katy Perry y Adele se llevaron a casa tres premios cada una, mientras que Lady Gaga cosechó dos ‘astronautas’ más para su colección. Perry consiguió el galardón más importante de la noche, el del Vídeo del año, gracias a su himno ‘Fireworks’, así como reconocimientos para su colaboración con Kanye West en ‘E.T.’ y sus efectos especiales.

Adele consagró su reinado en las listas de ventas con otros tres premios VMA 2011. Ganó los premios a la mejor dirección artística, mejor cinematografía y mejor montaje por ‘Rolling in the deep’. Una Lady Gaga desafiante a los convencionalismos (y a las identidades sexuales) sacudió la noche ‘introduciendo’ en sociedad a su alter ego, Joe Calderone. Lo hizo con una puesta en escena de su tema ‘You & I’ de esas que paralizan el tiempo. Poco después subía al escenario para recoger los premios al mejor vídeo femenino del año y el recién creado mejor vídeo con mensaje, ambos para ‘Born this way’.

El momento más explosivo de la noche fue obra de dos pesos pesados del hip hop. Kanye West y Jay Z llenaron el escenario de los VMA de fuegos artificiales, llamaradas y funk con la presentación, por primera vez en televisión, de su dueto ‘Otis’, extraído del disco Watch The Throne, todo un número uno global. Los reyes del hip hop se encargaron de impregnar todo el recinto de su infalible ‘chulería’ rapera, mientras una nube de fuego, humo y delirio pirotécnico llevaba a la audiencia hasta un clímax musical sin precedentes. Un homenaje patriótico al final de la canción, con las barras y estrellas de la bandera norteamericana ondeando tras los dos cantantes, sirvió para dar a conocer al mundo entero este ‘cover’ del gran Otis Redding.

Otra de las actuaciones de máximo nivel llegó de la mano de Pitbull y sus acompañantes Ne-yo y Nayer. Los tres convirtieron los VMA en una gigantesta fiesta al ritmo de ‘Give me everything’. Más de 60 bailarines y un espectáculo de luces laser sirvieron para trasladar a la audiencia hasta el cálido, y latino, Miami.

El espectáculo giró hacia su lado más ‘soul’ con el inolvidable debut de una arrebatadoramente bella Adele en los VMA. La cantante interpretó la desgarradora canción ‘Someone like you’ acompañada tan solo con su piano y un sencillo haz de luz. Presentada por Katy Perry, Adele dejó al respetable casi sin aliento con su voz, una de las más poderosas de la nueva generación de artistas. El público reaccionó a su actuación en pie con una sonora ovación.

Chris Brown ofreció, por su parte, un espectáculo musical que le llevó de viaje por alguno de los éxitos de los VMA en toda su historia. Un espectáculo que arrancó con su tema ‘Yeah 3X’ y que después recorrió canciones de Wu-Tan Clan (‘Protect ya neck’), o Nirvana (‘Smell like teen spirit’) para terminar con su nuevo éxito, ‘Beautiful People’.

El impactante Joe Calderone regresó a escena para presentar a Britney Spears con el Michael Jackson Video Vanguard Award y ambos dieron paso a Beyoncé, quien justo antes de empezar su canción ‘Love on top’, confirmó todos los rumores acerca de su posible embarazo declarando: “Quiero que todos sintáis el amor que está creciendo dentro de mí”. Terminó su actuación abrazando su incipiente barriguita, mientras el orgulloso padre, Jay Z, no hacía más que recibir felicitaciones por parte de todos sus colegas de platea.

Entre medias de estas actuaciones de primer nivel de artistas globales, los premios VMA continuaron con su tradición de presenta al mundo a nuevos talentos emergentes. Este año, el show ofreció el explosivos debut de Young The Giant, que no dudó en ‘surfear’ con el público gracias al tema ‘My body’.

El momento con más emoción y dolor de la noche llegó con el homenaje tributo a la recién fallecida Amy Winehouse. Lo hizo de la mano del legendario Tony Bennett, introducido en escena, por sorpresa, por el acto británico Russell Brand. Bennett desveló parte del material que incluye la última actuación de Amy, una sesión que ambos grabaron juntos para su inminente álbum, ‘Duets II’, y que incluye el tema ‘Body & Soul’. El homenaje a Winehouse continuó con la desgarradora versión que Bruno Mars le tributó de su éxito ‘Valerie’.

Las chicas de Jersey Shore presentaron el galardón al mejor vídeo femenino del año, que fue para Lady Gaga, y en un curioso giro intergeneracional de la gala, la oscarizada actriz Cloriz Leachman no dudó en aparecer en el escenario para bromear junto a las chicas acerca de su ‘parecido razonable’ con Betty White.

La diva pop Jessie J se encargó de mantener al auditorio completamente entregado, entre otras maneras, con una selección de sus más recientes éxitos. Lil Wayne se encargó de cerrar la ceremonia con su tema ‘John’, riff de Back Sabbath incluido, y que sirvió para calentar motores de cara al estreno de ‘The Carter IV’, su nuevo disco y que ayer a medianoche se puso a la venta en formato digital.

Otros presentadores de los 2011 MTV Video Music Awards fueron Kary Perry, Miley Cyrus, Paul Rudd, Shaun White, Will Ferrell, Jack Black, Zoe Saldana, Kevin Hart, Victoria Justice, Jonah Hill, Rick Ross, Seth Rogen, Selena Gomez, Kim Kardashian, Odd Future, Nicki Minaj, Taylor Lautner, Drake, Joe Jonas y Jared Leto.

Copyright : MTV NETWORKS