Tina Turner

Tina Turner: últimos videos de música

Love Thing

Video Música

Foreign Affair

Video Música

Addicted to Love

Video Música

Break Every Rule

Video Música

We Don't Need Another Hero

Video Música

Private Dancer

Video Música

Steamy Windows

Video Música

What You Get Is What You See

Video Música

Tina Turner: sobre

"Saben, de vez en cuando a uno quizás le guste escuchar algo lindo y tranquilo. Pero hay un pequeño problema. Ven, nosotros nunca hacemos nada lindo y tranquilo. Siempre lo hacemos lindo y tosco. Así que vamos a tomar el principio de esta canción y la hacemos tranquila. Luego la terminamos tosca. Esta es la manera en que hacemos 'Proud Mary'". Cuando se levanta en la mañana, Tina Turner puede que se acerque a su ventana en su villa en Villefranche y vea el cristalino océano azul en Cote d'Azur en el sur de Francia. Puede que este teniendo una fiesta esta tarde, entreteniendo invitados en el teatro del patio. Quizás los sorprenda cantando un poco de ópera. O quizás sea como cualquier otro día. Un día escuchando canciones nuevas para su nuevo álbum. Un día preparando para otra porción de su tour de adiós. Quizás agregue a sus 60 millones de álbumes ya vendidos mundialmente. Quizás llenará otro estadio como en 1988, donde más de 152,000 personas en Rio de Janeiro batieron el previo récord. O quizás solo desayunará en la cama. Y pensará como llegó a tener todo esto. La fecha exacta de cuando Tina Turner llegó al hospital de Haywood Memorial en Brownsville, Tennessee no es importante. Algunos dicen que fue el 26 de noviembre de 1938; Tina dice que fue en el 39'. ¿Quién puede discutir? Parece tener una tercera parte de su edad real y pretende que quede de esa manera. Sus piernas, las mejores de 1997 de acuerdo a la marca de medias Hanes, están aseguradas por un millón de dólares. Su pelo tipo leona es artificial desde un accidente en un procedimiento para el cabello en 1960. Estas preocupaciones están a una vida entera de Anna Mae Bullock - la chica de Natbush, Tennessee. Su padre era un supervisor de una granja y la familia de Anna Mae levantaba sus manos bien altas en la iglesia donde primero cantó. Pero sus sueños de tener un escenario para ella misma vinieron de una dieta constante de revistas de cine. Sin embargo, en 1948, la vida de Anna Mae parecía más como un drama de Warner Brothers. Su madre, pura india Cherokee (Zelma) se fue a St. Louis. Su padre se mudó a Detroit en busca de mejor trabajo, dejando a Anna Mae con sus abuelos. Tina se acuerda, "Tenía que ir al mundo y hacerme fuerte, para descubrir mi propósito en la vida". Antes que Anna Mae pueda concretar su independencia sin embargo, su madre la rescató y se la llevó para St. Louis. Mientras tanto, en Memphis, el destino de Anna Mae estaba tomando forma, a partir de que pronto su vida estaría envuelta con la de un hombre que ya estaba haciendo sus propios álbumes a este entonces, uno de nombre Ike Turner. En 1951, Turner estaba tocando el piano y coordinando una sesión para una canción llamada "Rocket 88" en los todavía no famosos estudios Sun. Turner era un hombre con una mente caótica y trataba de compensar el problema con estricta disciplina. La falta de concordancia producía fantásticos álbumes. "Rocket 88" de Jackie Brenston fue la primera señal de ese meticulosa y tosca combinación que se volvería rock n' roll. Turner de 20 años era muchas cosas: DJ, poeta, buscador de talento y hasta líder de su propia banda, "The Kings of Rhythm". Los Kings fueron contratados en el Club Manhattan de St. Louis varias veces en 1956 y era como ningún otro lugar donde habían tocado. Estaba esa linda camarera Aimee Bullock y su linda pero pesada hermanita, quien siempre se subía al escenario y hasta le sacó el micrófono a Ike en la primera presentación de la banda. Ike rápidamente le dio trabajo a la joven Anna Mae Bullock y el apodo "Little Ann" (La Pequeña Ann). Se transformó en su objeto de pensamiento, a pesar de que se estaba acostando con el saxofonista Raymond Hill. Turner trabajó duro para liberar a La Pequeña Ann de St. Louis para que pueda hacer tour, diciéndole a la Sra. Bullock que trataría a la pequeña Ann como su hermana menor, todo mientras acosándola por otro lado con regalos y atenciones, como un diente de oro. Lo tenía que hacer. Como Tina recuerda, "Yo podía cantar sus canciones como el las escuchaba en su cabeza". Llegarle a la cabeza de Ike no era tarea fácil. Él era un hombre sin educación que hablaba a través de sus puños o su guitarra, soltando pedazos de blues que llegaron hasta a sorprender a un joven Jimi Hendrix. Y Ike estaba siempre en busca de nuevos idiomas para expresar lo que oía; ya sea el R&B, funk o rock n' roll. El ojo de Ike siempre buscaba la oportunidad. Así que cuando un cantante de salón no apareció para una sesión en 1960, la Pequeña Ann cantó en su primer álbum, "A Fool In Love". "A Fool In Love" eventualmente llegó al puesto número dos en los rankings de R&B y Anna Mae se transformó en Tina Turner, en homenaje a las salvajes chicas de la selva que Ike seguía en sus revistas de caricaturas, y los Kings of Rhythm se hicieron los Ike and Tina Turner Revue. Vestidos para la ocasión, Tina actuó el papel. Los bares no eran iglesias, pero ella entendió que lo que los dos lugares prometían era lo que importaba. Y como Mick Jagger recuerda, la actitud sexual prometía levantar los vientos. El show preciso de Ike y el salvaje abandono de Tina los mantuvieron en tour 270 noches del año, yendo a pequeños lugares o a los cabarets de Las Vegas; aceptados como verdaderos pioneros de lo mejor del R&B o locos del sur. El Revue tuvo cinco éxitos del Top 10 de R&B en los próximos dos años y atrajeron la atención de Phil Spector. Spector escuchó la voz de América en Tina Turner. Si él le prestaba suficiente atención, quizás hubiese escuchado la violencia entre los Turners que solo llegaba al escenario cuando Tina se presentaba con un ojo negro o con un labio roto. Sector juró armarlo en su mejor trabajo: un segundo himno nacional de piano, trompetas y la excepcional voz de Tina en el medio de todo. Su nombre: "River Deep, Mountain High". El álbum de 1966 fue un fracaso en ventas en los Estados Unidos, pero llevó a Ike y Tina a los oídos de los Rolling Stones y los Beatles. George Harrison lo llamó "Uno de los únicos álbumes en la historia de tamaño magistral". Jagger estudió a Tina como un libro e invitó al Revine a hacer tour para tomar nota, transformando al blanquito de blues a un genio de New Orleans que le gustaba la azúcar negra. Los Turners le dieron a la audiencia blanca de los Stones el rock enérgico que querían y crecieron su fascinación por el huracán que era el líder de la banda con el éxito de 1971 "Proud Mary". Para entonces, como Tina recuerda, "esa mujer que salía en el escenario; ella era otra persona. Era como una sombra". Los sueños de Ike de grandeza eran en este entonces una tempestad de cocaína nublando su estudio de Inglewood, California, donde jugueteaba con álbumes que podían ser un "Sgt. Pepper" negro o quizás "Their Satanic Magesty's Request". Llamadas por teléfono venían a toda hora de la noche, llamando a Tina al estudio para cantar. El dinero venía de presentaciones de apoyo al Elvis, pero Tina ya no sentía nada, el abuso causó que no le importe nada. Trató de suicidarse en 1968. La banda estaba yendo en pique también, demasiado típico a lo ridículo, sacando una canción como "Funkier Than a Mosquita's Tweeter" en la segunda parte de "Proud Mary". Ike y su mente hasta llegaron a prestar a Tina a Frank Zappa para su álbum de 1973 "Overnite Sensation" por $25 dólares. The Revue se separó en 1974 y dejaron a Ike y Tina perdidos. Tina buscó fuerza en su religión budista y comenzó a actuar con un papel de Reina Funky en la película de 1975 de Ken Russell, "Tommy". El final llegó en julio de 1976, cuando Ike le ofreció a Tina un pedazo de chocolate en camino al aeropuerto de Los Angeles. Tina no quiso y Ike le pegó. Tina, por primera vez, le devolvió el golpe. Los dos se continuaron peleando en el viaje a Dallas, en el automóvil al hotel y cuando Ike finalmente se desmayó en la cama del Hilton, Tina se fue, lo dejó. Tenía 36 centavos en su bolso y una tarjeta de gasolina. Tina se pasó los próximos dos años corriendo de Ike, yendo de sofá en sofá en las casas de amigos, limpiando casas para pagar sus cuentas. Ike le mandó los cuatro hijos (dos de su anterior casamiento) para hacer las cosas más difíciles y luego le hizo juicio por $500,000, en compensación por la pérdida de shows. Tina dijo "Vos llévate lo que he hecho en los últimos 16 años. Yo me llevo mi futuro." El futuro llegó lentamente. Tina apareció en el programa de variedad de Cher y en el especial de Olivia Newton John de 1979 llamado "Hollywood Nights", sonando más como alguien con un pasado que como la encarnación del rock del futuro. En los ojos de Roger Davies, el asistente de 27 años del representante de Newton, el pasado tenía algo. Estuvo de acuerdo con representarla. Después de presentaciones en el Ritz de Manhattan, lo cual incremento la atención de la industria, Tina ya no era el mejor secreto del rock n' roll, ya no era una colaboradora de Rod Stewart y Mick Jagger pero olvidada por el público. Los electro-poperos Heaven 17 le pidieron que cante en sus interpretaciones de "Ball of Confusion" de los Temptations y en "Let's Stay Together" de Al Green. El último llegó al puesto número 26 en 1984, el más alto de Tina desde "Proud Mary". Detrás del escenario del Ritz, David Bowie le presentó a Tina al departamento de artistas nuevos de la discográfica Capitol como "su cantante femenina preferida". Le dieron $150,000 a Tina para que grabe un álbum y dos semanas para hacerlo. "Private Dancer" se benefició de la presión. Como así también lo hizo canciones de Bowie, Mark Knopfler y el inspirador número uno, "What's Love Got to Do With It", la instrumentación puso su voz al frente. Cada canción (desde "Help" de los Beatles hasta "I Might Have Been Queen") sirvió como un capítulo en la autobiografía. Tina luego documentó esa historia, llamada "I, Tina" con el escritor Kurt Loder. Por fin su propia mujer, nunca fue tan elocuente que como cuando estaba cantando ser una "Private Dancer" (Bailarina Privada) de moretones, dolores de corazón y lo feo de "bailar por dinero". El resto parece menor comparado con ello: Un papel en "Mad Max Beyond Thunderdome" y un éxito con la canción principal, "We Don't Need Another Hero"; "We Are the Word" y una electrizante presentación con Mick Jagger en Live Aid; encontrando una nueva pareja en el ejecutivo discográfico alemán Erwin Bach, 16 años más joven que ella; el lanzamiento de la película exitosamente criticada sobre su vida, "What's Love Got to Do With It", con Angela Bassett; el quedarse lejos de la ceremonia del salón de la fama del rock n' roll en 1991 por las dudas que Ike aparezca (estaba en la cárcel en el momento); cantando la pieza de la película de Bond "Goldeneye" escrita especialmente para ella por Bono y por Edge; el subir al escenario de Divas 99' en el Beacon Theatre al compás de una electrizante ovación; cantando en el medio tiempo del Superbowl en enero y quizás desayuno en la cama. Nunca nada es lindo y tranquilo.