R.E.M.

R.E.M.: sobre

Cuando los cuatro integrantes de R.E.M. salieron del sur de los Estados Unidos como una pequeña combinación en la incipiente escena independiente, nunca se hubieran podido imaginar que dos décadas después serían una de las bandas más adoradas del mundo. El grupo sacó su nombre ojeando un diccionario. Las iniciales representan "Rapid Eye Movement" (Movimiento Rápido de Ojos), la forma en que se mueven nuestros ojos en algunas fases de los sueños. Pusieron el pop de guitarras de vuelta en esquemas rítmicos contraídos del after-punk y la new wave (Television, Patti Smith) y hablaron de cosas serias: había nacido el “college rock” o rock de universitarios. Michael Stipe, Peter Buck, Mike Mills y Bill Berry comenzaron su andadura hacia 1980, haciendo versiones en una fiesta en una iglesia abandonada cerca del campus de la Universidad de Georgia en Athens. El bajista Mills y batería Berry habían coincidido desde la escuela secundaria; el cantante Michael Stipe se hizo amigo de Buck en un negocio donde trabajaba el guitarrista. Presentaciones modestas en locales como 40 Watt Club y las primeras canciones propias, como 'Radio Free Europe', el que fuera su primer single en 1981. Tocaban siempre que podían, hicieron giras sin cansancio y construyeron una base de fans ferviente. Firmaron con I.R.S. y lanzaron el mini-lp 'Chronic Town' (1982), donde R.E.M. mostraba el estilo de la casa: cuerdas fuera de ritmo de Buck, líneas melódicas de Mills, pulso inventivo de Berry y las originales capacidades de Stipe como vocalista. El álbum de 1983 'Murmur' es la perfecta sincronización de lo anunciado: rock pegajoso como en '9-9' y 'Sitting Still', complementado por momentos de pura belleza como 'Perfect Circle' y 'Talk About the Passion', canciones memorables aún hoy. Aquel disco entró en las listas de lo mejor de ese año e hizo de R.E.M. uno de los grupos punteros del indie norteamericano. El cuarteto mantuvo un paso salvaje a través de la década. Hicieron tour en Europa y lanzaron un álbum por año desde 1983 hasta 1988. 'Reckoning' (1984) contaba con su primer casi éxito 'Southern Central Rain', y el ahora clásico '(Don't Go Back To) Rockville'. Se fueron hasta Londres para trabajar con el productor Joe Boyd (Fairport Convention, Nick Drake) en el quisquilloso 'Fables of the Reconstruction' (1985). El siguiente año Don Gehman, mejor conocido por su trabajo con John Cougar Mellencamp, elevó el sonido de la banda a nuevos estratos con 'Life's Rich Pageant' (1986). Antes del salto cuantitativo que les aguardaba, editaron una recopilación de caras B que se llamó 'Dead Letter Office' (1987). Las audiencias y salas se iban haciendo más grandes, al mismo tiempo que aumentaban sus ambiciones. En 1987 la banda encontró el alma que buscaban en Scott Litt, que haría de productor en los siguientes seis álbumes. 'Document' (1987) ofreció más potencia en el sonido y letras enigmáticas aún más concentradas. Stipe mostraba interés político en 'Exhuming McCarthy' y melancolía en el exuberante 'It's The End of the World As We Know It (And I Feel Fine)'. El álbum también le dio al grupo su primer éxito en los Top 10, el cínico 'The One I Love'. R.E.M. llegó a las grandes ligas en 1988. La banda firmó un contrato multimillonario con Warner Brothers y lanzó 'Green' (1988), con el que iniciaron una etapa de intensa creatividad, continuada en 'Out of Time' (1991) y 'Automatic For the People' (1992). El tour de 'Green' de 1989 supuso la transformación definitiva de su estatus: de tocar en teatros de 3.000 personas a llenar estadios. El camino bautizó a Michael Stipe como rock-star, vestido con un traje blanco transparente y gritando por un megáfono, cómodo en su nuevo papel. Después de esa intensa gira, dejaron los escenarios durante seis años. Menos ruido y más emoción vino con 'Out of Time' (1991), que llevaba el tema más emitido de su historia, 'Losing My Religion' (el vídeo fue considerado uno de los mejores de la década por MTV y VH1). Con éste, la fama de Stipe y compañía creció a cotas imposibles en Europa. Mientras, 'Automatic For the People' (1992) es considerado por muchos tan vital como 'Murmur'. 'Everybody Hurts' fue un exitoso single con un mensaje de esperanza en la cara de la pérdida, y 'The Sidewinder Sleeps Tonite', una rápida pieza con letras tipo 'Dr. Seuss'. La historia siguió con 'Monster' en 1994, donde 'Crush with Eyeliner' y 'What's the Frequency, Kenneth?' fueron los temas más radiados. El estado de ánimo oscuro reflejó la reacción de Stipe a la muerte de sus buenos amigos: el actor River Phoenix y Kurt Cobain, homenajeado en 'Let Me In'. El ruidismo grunge también se coló en este disco. El tour que siguió tuvo su cariz dramático: Berry sufrió un aneurisma cerebral, el hernia de Stipe se empeoró y Mills sufrió problemas de abdomen. Pero siguieron adelante para grabar 'New Adventures in Hi-Fi' (1996). En 1997, Berry dejó la banda después de su experiencia con la muerte. Después de serias meditaciones, los restantes integrantes decidieron seguir, grabando 'Up' en 1999. El álbum fue la respuesta de una banda que intentaba reinventarse y encontrar métodos para entrar a su tercera década juntos. Sus planes iniciales de limitar la promoción de 'Up' a unas cuantas apariciones en televisión cambiaron y se fueron de tour en el verano de 1999. Por entonces, dieron rienda a otros intereses fuera de la banda. Stipe fundó una productora, Single Cell Pictures, donde se fraguó la aclamada y nominada a un Oscar 'Being John Malkovich' de Spike Jonze. También se implicó en el drama de Todd Haynes 'Velvet Goldmine', inspirado en la época del glam-rock. Y Stipe dio más que su nombre a 'Olive, the Other Reindeer', un especial de Navidad “alternativo” televisado por Fox en 1999: aportó la voz de un perro llamado Schnitzel. Mills, un ávido del golf, se dedicó a la música para películas. Buck formó parte de la banda Tuatara, con músicos de su barrio natal de Seattle, y co-escribió canciones con Mark Eitzel (American Music Club). El trío también compuso la música para 'Man On the Moon', la película de Milos Forman sobre la vida de Andy Kaufman, incluyendo el magnífico y poderoso 'Great Beyond'. Y si más evidencia se necesita para demostrar que R.E.M. se había hecho una institución de los Estados Unidos, aparecieron en el programa infantil 'Sesame Street' en 1999, cantando 'Shiny Funny Monsters' con los niños. En el año 2001 apareció un nuevo trabajo de REM, 'Reveal': aunque ellos intentaron que fuera un disco alegre, lo cierto es que ofrece un sonido peligrosamente cerca de lo monótono. Stipe intenta que el sonido de la banda recupere -al menos en parte- el del 'Automatic for the People', pero son demasiados los devaneos y los giros dados por el trío -antes cuarteto. De todas formas, el single 'Imitation of Life' es una joya de onda Beatles que podrá compartir el podium de las mejores canciones del grupo de Athens. El mundo les vio reaparecer en 2004 con 'Around the Sun', seguido de una gira a escala mundial al año siguiente. En 2007, el grupo ingresó en el Rock and Roll Hall of Fame. En marzo de 2008, aparece su disco de estudio número catorce: 'Accelerate' (2008). El álbum ha sido presentado mediante una curiosa campaña mediática basada en el sitio ninetynights.com: durante noventa días, partiendo el primero del año, R.E.M. publicó un vídeo en alta definición que ilustraba paseos, ensayos, fragmentos de entrevistas y momentos de la grabación del álbum. El primer sencillo, 'Supernatural Superserious', ha sido presentado con un vídeo “open-source” con el que los fans han podido mezclar su propia versión.