Neil Young

Neil Young: últimos videos de música

Powderfinger

Video Música

Tumbleweed

Video Música

Children of Destiny

Video Música

Hitchhiker

Video Música

Living with War

Video Música

Who's Gonna Stand Up?

Video Música

Prime of Life

Video Música

Old Man

Video Música

Neil Young: sobre

Nació el 12 de noviembre de 1945 en Toronto, Canadá. Empezó su carrera como miembro de varios grupos de instituto, entre ellos, Jades y Classics. Más tarde entró en los Squires, una banda influenciada por la banda de Cliff Richards, 'The Shadows'. En 1965 empezó a flirtear con el folk e hizo la primera grabación del "Sugar Mountain", un himno a la infancia perdida, más tarde editado en 10 singles diferentes. Young se unió después a Mynah Birds, una banda de pop-soul en la que también se encontraba Rick James, pero esta aventura terminó prematuramente con el arresto de este último por negarse a prestar el servicio militar. Bruce Palmer, el bajista del grupo, acompañó a Young cuando éste se mudó a California, donde se unieron a Stephen Stills y Richie Furay para formar Buffalo Springfield. El nombre venía de una famosísima marca de tractores y su primer éxito fue el For What it's Worth, el cual ha llegado hasta nuestros días en una base de los Public Enemy -en el tema principal de la película He's Got Game- de todas formas, la permanencia de Young en esta aventura seminal de 'rock costa oeste' estuvo suavizada por varios descansos "sabáticos". Después de su primer álbum, se unieron a Young Danny Whitten (guitarra), Billy Talbot (bajo) y Ralph Molina (batería) (tres antiguos miembros de los Rockets) en un nuevo grupo de acompañamiento apodado Crazy Horse. A partir de aquí, la historia de Neil Young va a ser un continuo ir y venir con su banda, una relación de amor y odio que va a dejar los más bellos discos de todos los tiempos, también los más enérgicos. El ya clásico Everybody Knows This Is Nowhere mostraba a un intérprete liberado con las extensas "Down By The River" y "Cowgirl In The Sand", que dejaban espacio para un estilo de guitarra simple y, no obstante, cautivador. Mientras que las piezas épicas de guitarra dominaban el conjunto, había otros temas destacables que incluían la animada "Cinnamon Girl". El disco subrayaba la intensa relación entre Young y Crazy Horse. La gira que realizaron como acompañantes confirmó la fuerza de esta reciente colaboración, mientras Young también conseguía aplausos como miembro de Crosby, Stills, Nash And Young. Su relación con Crazy Horse fue empeorando a medida que crecía la adicción de Whitten a la heroína, hasta que dejó el grupo después de la grabación de After The Goldrush. Más tarde, Young le dedicaría el tema 'The Damage Done'. Este disco representaba un radical cambio comercial e incluía varias de las más conocidas composiciones de Young. El tremendamente comercial Harvest no hizo sino confirmar este ascenso, y contenía un tema que fue número uno en las listas americanas, "Heart Of Gold". Todavía es su disco más vendido. Esta carrera comercial terminó abruptamente con Journey Through The Past, una banda sonora excesivamente indulgente para una película autobiográfica que apenas se llegó a proyectar. Una gira desastrosa con un nuevo grupo de acompañamiento, los Stray Gators, le distanció aún más de su público potencial, aunque Time Fades Away, una colección de canciones nuevas recopiladas de los conciertos, reivindicaba la dureza de la época de Crazy Horse. La muerte de Whitten y del miembro del equipo Bruce Berry inspiró el terrible Tonight's The Night, donde las emociones a flor de piel de Young quedan expuestas en las que hasta la fecha son sus más lúgubres canciones. Sin embargo, la compañía discográfica rechazó el conjunto final y publicó On The Beach, cuyo lanzamiento se hizo coincidir con una nueva gira de Crosby, Stills, Nash And Young. En un principio esta obra fue recibida fríamente, y Rolling Stone la describió como el "álbum más desesperante de la década". Tonight's The Night, publicado con retraso, ya no fue un shock, pero daba testimonio de la culpabilidad absoluta de Young. El álbum no se vendió bien, pero posteriormente ha sido aclamado como uno de los discos más valientes y conmovedores de la década. Para Zuma, Young decidió volver a formar equipo con Crazy Horse (Talbot, Molina y el nuevo guitarrista, Frank Sampedro). El punto culminante del disco lo ofrecía un "Cortez The Killer" salpicado de guitarras; pero, a pesar de las críticas entusiastas, la interpretación general normalmente era más sólida que el material en el que se basaba. Otra grabación fascinante, "Like A Hurricane", era el elemento central de American Stars 'N' Bars, por otra parte una recopilación másters existentes y grabaciones más recientes orientadas hacia el country. Esta última dirección se mantuvo en Comes A Time, el disco más asequible de Young desde Harvest. Curiosamente, Young decidió continuar la tendencia acústica reuniendo a Crazy Horse para Rust Never Sleeps. Este álbum está considerado merecidamente como una de las mejores y más coherentes obras de Young. El acústico "My My, Hey Hey (Out Of The Blue)" y su contrapartida eléctrica "Hey Hey, My My (Into The Black)" explicaban el tema central de la obra: la fugacidad del estrellato en el rock. Lamentablemente, el lance maníaco depresivo de Kurt Cobain de incluir un pasaje de esta canción en su carta de despedida antes de pegarse un tiro -es mejor desaparecer que quemarse lentamente- ha impulsado a Young a prometer que nunca más tocará esta canción en directo. "The Thrasher", una de las canciones más complejas y gratificantes de Young, reiteraba en el tema. El álbum estuvo precedido por una película de Young con el mismo título y seguido por un disco doble en directo. En los 80, el artista se fue haciendo cada vez más impredecible, rechazando en cada nuevo disco las direcciones musicales sugeridas por el anterior. Al subestimado Hawks And Doves le siguieron correrías por el R&B eléctrico (Re-Ac-Tor), el electro-techno-pop (Trans) y el rockabilly (Everybody's Rockin') antes de abrazar el country clásico (Old Ways), el hard rock (Landing On Water) y el R&B (This Note's For You). Este experimento de R&B utilizando metales (Neil And The Blue Notes) también vio cómo Young recuperaba algunos aplausos de la crítica. El siguiente proyecto de Young fue entresacado de un lanzamiento que se abandonó, titulado provisionalmente Times Square. Eldorado invocaba el crudo abandono de Tonight's The Night, pero este disco de cinco canciones sólo se editó en Japón y en Australia. Tres de estas canciones se incluyeron más tarde en Freedom, un triunfo comercial y artístico que cosechó críticas positivas y apaciguó a quienes sólo veían en su creador a un excéntrico. El disco fue generalmente aplaudido como la mejor obra de Young en una década, e incluía algunas de sus letras más intrigantes. Young afirmó esta regeneración con Ragged Glory, una colaboración con Crazy Horse marcada por abrasadoras líneas de guitarra, letras intrincadas y una sensación de urgencia y excitación que ya desearían para sí muchos de los contemporáneos de Neil. Sonic Youth, el grupo de la nueva ola contemporánea apoyó esta revitalizada colaboración en la gira US Spook The Horse, cementando el afecto de Young por los pioneros. El disco en directo de esta gira, Weld (acompañado del álbum experimental Arc), fue merecidamente aplaudido como otro hito en la a menudo contradictoria obra de Young. A continuación, Young quiso celebrar el 20 aniversario del Harvest con una continuación. La tituló Harvest Moon y aunque capturaba la esencia del Harvest sonaba perfecto para los 90. Y, como si esto no fuera suficiente, menos de un año después lanzó Unplugged, un disco en directo grabado para MTV. Sleeps With Angels mezclaba algunas de sus más sucias guitarras con algunas delicadas y atractivas ofrendas. Su habilidad para yuxtaponer diferentes estilos es extraordinaria: "Piece of Crap" encuentra a un Young punk y cáustico, mientras que la apacible "My Heart" no desentonaría en una clase de catequesis. Una atmósfera similar se respiraba en la etérea "Philadelphia", perfectamente apropiada para la película Philadelphia, para la que fue compuesta. La colaboración con Pearl Jam dio como resultado un buen disco en 1995 en el que, una vez más, Young consiguió emocionar, excitar, desconcertar y asombrar; Mirror Ball fue un absorbente álbum de rock que le reportó muchos (nuevos) fans. Dead Man era una banda sonora de vagantes y desafiantes guitarras, y no resultó ni comercial ni escuchable. Broken Arrow no recibió precisamente una acogida positiva de la crítica, aunque muchos fans no vieron grandes diferencias de calidad, excepto en la ruinosa versión de "Baby What You Want Me To Do". Year Of The Horse fue otro álbum en directo, tolerado por sus fans, pero que hacía desear algo de material nuevo. Aunque no se puede decir que su discografía sea perfecta, su arte para escribir se mantiene a elevado nivel. Sin embargo, se reserva el derecho a sorprender, enfurecer e incluso desconcertar, mientras que su resistencia a someterse a una fácil popularidad es digna de aplauso. Por delante de cualquier artista que haya trabajado en el mundo del rock durante los últimos 30 años, Young es el más camaleónico. Sus numerosos admiradores nunca saben qué esperar, pero cuando llega un nuevo proyecto o dirección, la reacción desde todos los frentes es casi siempre favorable. Young trasciende generaciones y sigue estando a la última y en contacto con el público con una lacónica facilidad, indiferencia e increíble estilo. Al hablar del "grunge", habría que decir que Young fue el primero en llevar camisas de cuadros por fuera de los vaqueros rotos y en tocar abrasadoras distorsiones con la guitarra (con Crazy Horse). Y lo hizo hace casi 30 años.