Madonna

Madonna: últimos videos de música

Music

Video Música

Human Nature

Video Música

Papa Don't Preach

Video Música

The Power of Good-Bye

Video Música

Batuka

Video Música

American Pie

Video Música

Hung Up

Video Música

Love Don't Live Here Anymore

Video Música

Madonna: últimos videos

Don't Tell Me/We Can't Stop ft. Madonna (Medley)

Video

Actuación de Madonna en los Grammy 2015

Video Clip

EMA 1998 | Milan | Past Performance | Madonna | Power of Goodbye

Video Clip

Celebrity Bites | 103 | 1min clip5

Video Clip

Celebrity Bites | 105 | 1min clip2

Video Clip

Celebrity Bites | 108 | 1min clip4

Video Clip

EMA 2000 | Winners | Best Dance | Madonna

Video Clip

Crispy News | Madonna, Rob Pattinson, Ashlee Simpson (OFCOM)

Video Clip

Madonna: sobre

Entre las pequeñas cosas y declaraciones extrañas que forman la figura pública de Madonna, ésta adivinanza sigue siendo la principal pregunta: ¿Cómo puede ser qué cuanto más revela de sí misma, menos aún sabemos? Las estadísticas vitales son tan familiares como un canto budista. Madonna Louise Ciccone nació el 16 de Agosto de 1958 en Bay City, Michigan. Criada como católica, Madonna tiene varios hermanos y medio hermanos. A veces hasta usó su nombre de confirmación: Verónica. Su madre murió cuando tenia seis años. Buscando su gran sueño, Madonna se subió a un autobús en 1977 y se fue para la ciudad de Nueva York para un incierto futuro con una banda de música llamada The Breakfast Club. Desde entonces, se ha transformado en una figura ubicua en las tapas de las revistas, MTV, VH1, películas y cualquier otro medio que la exhiba, vestida, o no. También está su música. En los últimos 15 años, ha lanzado una docena de álbumes, once lanzamientos individuales han llegado a la primera posición en los rankings. Si el pop robusto de 'Borderline', las seductoras frases de 'Justify My Love' y la pegajosa euforia de 'Ray of Light' son su más conocido legado, será la imagen de Madonna como inmortal. Ha hecho tantas películas como álbumes, desde su aparición en 'Desperately Seeking Susan', donde robó toda la atención, hasta su modesta y encantadora parte en 'A League of Their Own', también desde su grandioso rol en 'Evita' hasta la súper-promocionada y poco vista 'Next Best Thing' con su gran amigo Rupert Everett. El escenario tampoco se le ha escapado. Apareció en 'Speed the Plow' de David Marnet en Broadway, la personificación de un serio trabajo de teatro. Y no fue tan mala en la producción como la seria pero ambiciosa asistente de dos productores de películas con el ego inflado. También ha cantado para Pepsi y posado para Versace. Su gran patio de recreo es el video musical. Ha presionado los límites desde que MTV puso al aire por primera vez su sorpresiva referencia personal de 'Burning Up' en 1983. Desde el juguete de hombre vestida con un 'White Elephant Sale', hasta la exhibicionista/ingenua de 'Open Your Heart', hasta la blasfema/santa de 'Like a Prayer', hasta la rubia de 'Justify My Love', hasta la morocha ícono de 'Rain', hasta la complicada mujer supervisada por el ángel Christopher Walken en 'Bad Girl', hasta la siempre contenta bailarina en el rave global de 'Ray of Light'; cuanto más contradictoria la imagen, mejor. Dale a Madonna un buen director y un buen sonido para una película, (y no hay nadie mejor que ella para proporcionarlo) y lo sigue es una magia transformativa que hasta un alquimista mataría por tener. Hasta ha hecho 'American Pie' – el clásico de Don McLean- de ella misma, actuando como un inquieto adolescente, con sus jeans extremadamente bajos y frente a una gran bandera. Madonna ha cometido algunos errores. Todavía se esta recuperando de Sandra Bernhard, 'Shanghai Surprise', el 'Sex Book' y el casamiento con Sean Penn. Pero más seguido Madonna ha anticipado (o generado?) las fantasías del mundo. Quizás no sea la primera en contratar un entrenador personal o estudiar la Cábala, pero nadie consume una tendencia (Dick Tracy, Vogueing, Antonio Banderas) con el dominio global de Madonna. Los trabajos publicados en la última etapa de su carrera musical han mantenido la calidad y originalidad compositiva de épocas pasadas, añadiendo, además, una riqueza aún mayor a sus espectáculos y giras. Si bien Madonna siempre ha sido un animal de escenario y ha llenado estadios por todo el mundo con la mayor facilidad posible, ha conseguido hacer de sus conciertos algo más cercano a un musical de Broadway- con un hilo argumental claro, una estructura definida y colaboradores de primera línea - que a un concierto de rock. 'A Ray of Light', 'American Life' y 'Confessions on a Dance Floor' han mantenido a la Ciccone entre los superventas y han generado legiones de nuevos fans - no por menos Madonna cuenta con seguidores nacidos en tantas décadas como se pueden contar con los dedos de una mano -. En 2008, y rodeado de todo el misterio y expectación propios de los que saben cómo hacer promoción, se anuncia el lanzamiento de 'Hard Candy'. Tras romper con Warner y firmar un contrato multimillonario con Live Nation, Madonna se apoya en colaboradores de lujo como Justin Timberlake y Timbaland para crear el que será, según palabras de la propia artista y declaraciones de Timbaland, su álbum más caliente: toda una promesa teniendo en cuenta el escándalo y polémica que, desde siempre, han despertado los trabajos de la cantante rubia. A pesar de sus relaciones con Warren Beatty y Dennis Rodman, Madonna ha estado tan sola como su nombre. Finalmente parece haber encontrado una seria pareja con el excelente directo de cine Inglés Guy Ritchie, quien escribió y dirigió 'Lock, Stock and Two Smoking Barrels'. La máquina llamada Madonna sigue en marcha, con o sin sus guardaespaldas. Su cara sigue ubicua, nunca lejos de las próximas estrellas como Vanilla Ice o Ricky Martin pero siempre perdurándolos. Estrellas como ella deberían flotar justo por debajo de las fuertes luces de la fama. Sin embargo, Madonna hasta patrocina competencias para el mejor “fan-website” (y hay miles), es el objeto de cursos de postmodernismo y aun todavía compone música hermosa.