La Cabra Mecanica

La Cabra Mecanica: sobre

Lavapiés es un barrio multicultural y mestizo, tal vez el más internacional de Madrid. De allí procede Lichis, el cerebro de La Cabra Mecánica. Tras militar en una orquesta de verbena, decide montar la banda desde la que mostrar su particular visión de la vida y de la música. La cabra empieza a andar en 1997 con el álbum Cuando me suenan las tripas. El background de Lichis se hace patente en la amalgama de músicas que comprende su debut, donde se baten sin rubor el tango, el cabaret, el chotis, los sonidos africanos y muchas cosas más. Por encima de este barbiturrillo están los magníficos textos, incisivas reflexiones sobre las miserias del mundo cercano, el que está al doblar la esquina, en el mismo barrio. Cabrón (1999) endurece la propuesta con ritmos más acelerados y más guitarras, aunque la brillantez de los textos sigue presente. En 2001 llega Vestidos de Domingo, un trabajo comedido que se acerca a otros palos más tradicionales y que muestra una óptica menos mordaz en las letras. La rumba de La lista de la compra, el flamenco en La novia del marinero o el tango en Calcomanía son buenos ejemplos de que el talento de Lichis sigue intacto. Su pasado le otorga soltura para tocar todos los palos con naturalidad y su procedencia el buen hacer para poner cada cosa en su lugar