Joni Mitchell

Joni Mitchell: últimos videos de música

My Secret Place

Video Música

Sweet Bird Of Youth

Video Música

Wild Things Run Fast

Video Música

Chinese Cafe

Video Música

You Dream Flat Tires

Video Música

Banquet

Video Música

Woodstock

Video Música

Underneath The Streetlight

Video Música

Joni Mitchell: sobre

Viajando por América de Norte y Europa, Joni Mitchell no solo escribió parte de su mejor material, pero también ayudó a trazar el camino para una cantidad incontable de artistas que inspiró. Lo hizo con una combinación de una voz pura con tono alto mezclado con una guitarra inusual, que le dio a su trabajo un sentimiento especial y único, más como de jazz que como de folk. Una refugiada de los campos canadienses, Joni primero obtuvo reconocimiento en la escena de los bares y cafés de Toronto antes de llevar su acto a la ciudad de Nueva York en 1967. Un impresionado David Crosby produjo su primer álbum titulado simplemente “Joni Mitchell” y la una vez aspirante pintora se transformó en el objeto de los pensamientos de sus compañeros en Woodstock, perdiéndose el evento pero escribiendo su himno de cualquier manera. Su pieza creativa de 1971, “Blue”, era tanto para el alma como de revelación de su propio interior, un plano que continuaría a través de “For the Roses” y “Court & Spark”. Cantó la canción de escape “River”, le sacó la pretensión y lo innecesario al amor en “A Case of You” y sugirió que hasta los detalles más aparentemente insignificantes tienen sentido en “The Last Time I Saw Richard”. “Richard se casó con una patinadora artística y le compró un lavaplatos y una cafetera”, cantó, instantáneamente apuntando al aburrido afán por el materialismo del sueño americano. Estos álbumes formaron la base de la reputación de Mitchell como una chispeante e incansable cándida escritora de música y como “la” voz de la mujer en la temprana parte de los años 70'. Fue cuando comenzó a destruir esa catalogación, dando vuelta su escrutinio en el “The Hissing of Summer Lawns” de 1975, que algunos fanáticos le dieron vuelta la cara. Llevó su don a otro nivel, experimentando con un sonido más expansivo y colaborando con artistas del jazz como Jaco Pastorius y Wayne Shorter en “Hejir” y en “Don Juan's Reckless Daughter”. Fue cuando siguió a esos álbumes con su más riesgoso trabajo hasta el momento, “Mingus”, que los fanáticos del rock se sintieron ofendidos. Igualmente, su trabajo con el enfermo sin cura bajista Charles Mingus fue una sorprendente mezcla de sus cándidas letras con el ritmo del bajista. Como tanto del trabajo de Mitchell, es merecido de escuchar un par de veces y más veces también. Los años 80' recibieron a Mitchell en la empresa discográfica de su amigo David Geffen. Tocó por ahí con un sonido de tipo jazz-pop en “Wild Things Run Fast” (estaba enamorada otra vez después de todo) y contiene por lo menos una joya sin su merecido, “Moon At the Window”. Con ganas de experimentar otra vez, contrató al especialista en el sintetizador Thomas Dolby para un juego en “Dog Eat Dog”. (Billy Idol también participó en el álbum.) Los sonidos electrónicos del álbum se mezclan casi incómodamente con las melodías de Mitchell, a pesar de que lo mejor del trabajo, como la canción titular y “The Three Great Stimulants”, sobrevivieron el tratamiento con todas las emociones intactas. Hasta “Night Ride Home” de 1991 y “Turbulent Indigo” de 1994 sin embargo, no volvió a la intimidad del blues que le había resultado exitoso ante los críticos y las ventas que había perdido con sus proyectos “ambiciosos”. Con “Turbulent Indigo” se encontró como la chica dulce descubierta otra vez por las empresas discográficas, por lo menos por un momento. Hasta se llegó a sorprender a ella misma cuando ganó un Grammy por el álbum. El público y la industria probaron ser tan imprevisibles como ella siempre se quejó que eran sin embargo, su próximo esfuerzo, “Taming the Tiger” fue ampliamente ignorado, a pesar de su innovador uso de un sintetizador de guitarra y por lo menos una gran pieza rompe-corazón, “Stay In Touch”. Su último álbum, “Both Sides Now”, hasta ahora ha recibido una más cálida recepción, quizás porque volvió a interpretar dos de sus viejas canciones, la pieza titular y “A Case Of You” con solo instrumentos. Una gran mujer (una diva al nivel de Maria Callas), Joni Mitchell ha llevado su acto al tour para apoyar a “Both Sides Now”, acompañado de una orquesta de 70 músicos. A través de los años ha tenido bastantes razones para sentirse herida por una industria que a veces juzga la innovación e inteligencia como partes negativas. Mucho de su tiempo fue concentrado en cosas diferentes y contestándole a las verdaderas demandas del arte. Prince, Madonna y Courtney Love aplaudieron su influencia; Judy Collins y Amy Grant cantaron sus canciones con más éxito que ella misma. Su gran gama de trabajo fue ilustrada en 1996 con las compilaciones “Hits” (Éxitos) y “Misses” (Fracasos) y como tantas de sus letras, el chiste era cierto. Para una canta autora de su talento, para una música de su amplitud, para una mujer con su intuición y conciencia social, “Misses” tendría que haber sido “Éxitos”, y “Hits” (Éxitos) tendría que haber sido “Más Éxitos”. La profundidad de su repertorio aun no ha sido medido.