Hombres G

Hombres G: sobre

En 1983, un grupo de amigos tocaba en una banda de ascendencias punkies llamada Los Residuos. Cuando decidieron separarse, tres de sus miembros dieron lugar a otra formación, La Burguesía Revolucionaria. Eran David Summers, Daniel Mezquita y Javi De Molina. Poco después, David conocerá a Rafa Gutiérrez, quien completará la formación definitiva de Hombres G. El grupo tomó su nombre de la teleserie El imperio del crimen -cuyo título original era G-Men-. Algunos conciertos y singles preceden la aparición de su primer L.P., para el que cuentan con la producción de Paco Trinidad. El disco Hombres G aparece en 1985, tras dejar a la compañía discográfica prácticamente en bancarrota. No obstante, cuando las canciones empiezan a sonar en la radio el grupo se hace tremendamente popular y sus miembros acceden al olimpo de las fans, quienes disparan las ventas saturando incluso el servicio de distribución del álbum. La cagaste... Burt Lancaster aparece en 1986 y reafirma a Hombres G como estrellas del pop nacional. Por otra parte, se realiza una recopilación con lo mejor de sus dos primeros discos para un lanzamiento latinoamericano bajo el título Un par de palabras. El single Sufre, mamón -incluso reconvertido en Devuélveme a mi chica- provoca un cierto revuelo debido a su texto, aunque el disco se convierte en un súper-éxito en países a priori reacios como México. El status de la banda permite -casi obligadamente, pues las fans no se despegan del cuarteto ni a sol ni a sombra- que la grabación de su siguiente trabajo se lleve a cabo en Inglaterra. ¿Estamos locos... o qué? llega en 1987 y cuenta con la particularidad de haber sido compuesto por Summers en tan solo una semana. También durante este año, llega a las pantallas el primero de los dos largometrajes protagonizados por el grupo bajo la dirección de Manuel Summers: Sufre, mamón. Tanto el álbum como el filme obtienen pingües beneficios, en la línea devocional que hasta ahora les caracteriza. En 1988 publican Agitar antes de usar, que contiene el tema central de su segunda película, Suéltate el pelo. El grupo está un poco harto de su catalogación como producto para adolescentes, así que desde ahora su trabajo estará relacionado con un supuesto proceso de maduración de la propuesta. Voy a pasármelo bien (1989) muestra una cubierta más adulta y un contenido donde los hits efervescentes empiezan a escaserar. Paulatinamente, el éxito les va girando la espalda ante un discurso pretendidamente adulto que no convence a casi nadie, aunque llegan a editar los álbumes Esta es tu vida (1990) e Historia del bikini (1992). El cuarteto muestra síntomas de hastiamiento y David Summers empieza a grabar un disco en solitario. Este hecho, pensado en principio como fórmula para oxigenar Hombres G, acaba resultando fatal y el grupo se disuelve en 1993. Desde entonces, David Summers ha mantenido una carrera como solista sin demasiado éxito en España, aunque con notable aceptación en Latinoamérica. Rafa también se embarca en proyectos musicales -Rafa & Co., Razas de Noche...-, aunque con peor suerte que su ex - compañero. En 2002, el grupo plantea su reunificación.