George Michael

George Michael: últimos videos de música

John And Elvis Are Dead

Video Música

This Is How (We Want You To Get High)

Video Música

Kissing a Fool

Video Música

Outside

Video Música

Flawless (Go to the City)

Video Música

Amazing

Video Música

Too Funky

Video Música

Freedom! '90

Video Música

George Michael: sobre

Georgios (Yorgos) Kyriacos Panayiotou, nacido el 25 de junio de 1963, en Finchley, Londres (Inglaterra). Michael dio sus primeros pasos en la industria del pop como miembro del dúo vendedor de un millón de copias, Wham!, el grupo con mayor éxito comercial de los orientados a adolescentes en los años 80. En 1984, su carrera en solitario se anunciaba ya con el número 1 de las listas británicas, "Careless Whisper", una canción acerca de un promiscuo infiel en la que escuchábamos ese verso extrañamente atractivo: "Guilty feet have got no rhythm" (Los pies que se sienten culpables no tienen ritmo). Cuando Wham! se disolvió en 1986, Michael cargó con la nada envidiable tarea de reinventarse a sí mismo como artista en solitario. La balada "Careless Whisper" había indicado una posible dirección, pero el problema inicial era su imagen. Como ídolo pop atractivo, Michael había permitido que le convirtieran en una figura de cartón, mayormente recordado por glorificar un estilo de vida hedonista y quitarse a las fans de encima en los conciertos. La rápida transición de marginado social en la cola de la oficina de empleo a playboy del Club Tropicana había dejado un amargo sabor de boca a diversos críticos musicales. Acabar con la reputación de Wham! fue el gran reto de la carrera en solitario de George Michael, y su movimiento más inteligente y decisivo fue desaparecer un tiempo de los escenarios antes de grabar otro álbum, para que el tiempo se encargara de limpiar su antigua imagen. Mientras tanto, grabó "A Different Corner", una canción estilísticamente muy parecida a "Careless Whisper" que encabezó las listas británicas en 1986 y concebida indudablemente para mostrar su talento como cantante y compositor profesional. A fin de alentar su otra imagen como cantante soul de ojos azules, se unió a Aretha Franklin ese mismo año en "I Knew You Were Waiting (For Me)", un número uno de las listas al otro lado del Atlántico que elevaba el espíritu. El resurgimiento de George Michael llegó en 1988, resplandeciente en cuero, gafas de sol y su acostumbrada y milimetrada barba de tres días. Un single piloto, "I Want Your Sex" fue prohibido en las emisoras de radio diurnas y truncó su sucesión de números 1 en el Reino Unido. Le siguió Faith, otro número 1 en las listas británicas, que no sólo tuvo una excelente acogida, sino que además vendió más de 10 millones de copias. Cuatro singles del álbum fueron números 1 en Estados Unidos, con el tema principal, "Father Figure", "One More Try" y "Monkey", todos ellos en primera posición de la lista. Experto también en baladas y composiciones soul, y considerado por algunos como el mejor compositor pop revelación de su era, Michael parecía encaminado hacia una larga carrera musical. En 1990, lanzó su segundo álbum, Listen Without Prejudice, Vol. 1, un trabajo variado que tal como se predecía vendió millones y alcanzó el número uno de las listas británicas. El primer single del álbum, "Praying For Time" fue número 1 en Estados Unidos. En el Reino Unido, sin embargo, este single de regreso sorprendentemente sólo llegó a situarse entre los 10 primeros. Insatisfecho aún con su imagen mediática, George Michael anunció que no concedería más entrevistas en el futuro y que se concentraría en su carrera como músico y compositor. Un dueto con Elton John en "Don't Let The Sun Go Down On Me" revitalizó su suerte en las listas británicas, situándose en el número 1 en diciembre de 1991, así como en las listas estadounidenses. En 1992, el Sunday Times le dio la bienvenida como uno de los hombres más ricos del Reino Unido. Aunque Michael, con un poco de ayuda de QueenLisa Stansfield, encabezó las listas británicas con el LP Five Live en el verano de 1993, un enfrentamiento legal con su casa discográfica, Sony, dominó su actividad musical durante los dos años siguientes. El caso, que finalmente se calcula que le costó 7 millones de dólares, giraba en torno a las quejas de George Michael, quien argumentaba que su contrato le convertía en un "esclavo del pop" y pedía la condonación de sus obligaciones. Su señoría Justice Jonathan Parker dictó sentencia a favor de Sony, a lo que Michael declaró que apelaría y que jamás volvería a grabar para el sello discográfico. En julio de 1995, todo parecía indicar que George Michael se desharía de su vínculo con Sony, aunque el coste iba a ser de 40 millones de dólares. La libertad fue financiada por el nuevo imperio mediático de David Geffen, DreamWorks, y Virgin Records, de quienes también se rumoreó que habían pagado un adelanto al artista de 30 millones de dólares por dos álbumes. El primero fue Older, una de las producciones más logradas pero insustanciales de la década. Pese a ser un gran éxito y contar con una producción inmaculada, las canciones no tenían mayor interés. Dos de ellas, "Jesus To A Child" y "Fastlove", fueron número 1 en las listas británicas. En febrero de 1997, Michael anunció la fundación de un sello propio, Aegean Records. En abril de 1998, fue arrestado por "conducta lasciva" en un servicio público del Will Rogers Memorial Park en Beverly Hills (California). Más tarde, el mismo George Michael confirmó los rumores que desde hacía tiempo corrían acerca de su homosexualidad y fue condenado a prestar servicios comunitarios. Se recuperó con un single excelente, "Outside", que en octubre de 1998 entró directamente en las listas británicas en la posición número 2. El recopilatorio Ladies & Gentlemen fue un record de ventas, número uno en el Reino Unido durante 8 semanas. Su dueto con Mary J. Blige en una versión de "As" de Stevie Wonder se situó entre los cinco primeros éxitos de las listas británicas en marzo de 1999. Al finales de año, el cantante lanzó Songs From The Last Century, un selección heterogénea de versiones que desconcertó a la mayoría de críticos musicales.