Fangoria

Fangoria: sobre

La historia de Alaska y Nacho Canut se remonta a finales de los setenta, aunque el proyecto Fangoria se inicia en 1990. Tras una fructífera carrera junto a Carlos Berlanga al frente de Pegamoides y Dinarama, deciden escindirse debido a diferencias artísticas para dedicarse a desarrollar sus fantasías ciberdélicas. Fangoria, nombre extraído de una revista de terror, supone una renovación musical y estética en la trayectoria del dúo. El diseño futurista de las cubiertas, su obsesión por la tecnología y su imagen cyber suponen un giro que a la larga se verá como algo muy positivo. Su primer álbum, Salto Mortal, sale en 1990 y pese a contar con un sonido ciertamente elaborado, mantiene vestigios demasiado evidentes de su etapa pop. Paralelamente a las mejoras artísticas, sus temas van desapareciendo de las radiofórmulas ante la baja comercialidad de los mismos. Con su siguiente trabajo inician la trilogía Un día cualquiera en Vulcano, etapa en que la actualización de su sonido se hace más evidente. Sus respectivas partes incluyen desarrollos más largos en sus composiciones, remezclas de los temas y las jugosas aportaciones de Big Toxic, que por momentos se convierte en parte de la formación colaborando tanto en la producción como en las composiciones. En 1998 llega Interferencias, una recopilación de los flexis -extraño formato fonográfico con forma de single de vinilo aunque de textura flexible- que el club de fans del grupo recibe periódicamente. Fichan por Subterfuge, y gracias a la colaboración del gran Carlos Jean dan lugar a su mejor album hasta la fecha. Una temporada en el infierno (1999) pone a Fangoria en su lugar tras años a la vanguardia de la electrónica nacional. Los toques petardos remanentes de su época ochentera se han tornado óptimas herramientas para la fabricación de cortes como Electricista. La prensa se rinde ante la calidad del álbum, y en 2000 aparece el doble El infierno son los demás, una suerte de homenaje donde lo mejor de la escena patria -Madelman, Astrud, Big Toxic...- reescribe casi todas las partituras de su anterior trabajo. 2001 es el año de publicación de 'Naturaleza muerta' (Subterfuge, 2001), trabajo con el que se reafirma el éxito de 'Una temporada en el infierno' y que coloca definitivamente al dúo Gara-Canut en la cresta de la ola a los once años de su debut. 2003 será año de doble lanzamiento. Por un lado, se publica el doble cd 'Dilemas, amores y dramas' (Subterfuge, 2003) recopilatorio que incluye rarezas, inéditos y remezclas. Por otro, se publica 'Un día cualquiera en Vulcano' (Dro, 2003) que recopila los mejores momentos de los discos 1.0, 2.0 y 3.0 y que supone su regreso a la discográfica que les vio nacer. En 2004 se publica 'Arquitectura efímera' (Dro, 2004), álbum que les permite –entre otras cosas- tocar en FIB Heineken 2004 compartiendo cartel con sus adorados Pet Shop Boys. 2006 vino con 'El extraño viaje' (Dro, 2006), otro gran éxito de crítica y ventas. Nadie parecer discutir ya la hegemonía del dúo en la música pop de corte electrónico en España.