David Bowie

David Bowie: últimos videos de música

Let Me Sleep Beside You

Video Música

Space Oddity

Video Música

When I'm Five

Video Música

The Jean Genie

Video Música

Absolute Beginners

Video Música

Modern Love

Video Música

Life On Mars?

Video Música

Let's Dance

Video Música

David Bowie: sobre

David Robert Jones nació el 8 de enero de 1947 en Brixton, Londres (Inglaterra). Uno de los mayores enigmas de la música popular e indudablemente uno de los más volubles, Bowie atravesó una auténtica odisea de decisiones profesionales y pequeñas crisis antes de establecerse en firme como intérprete. Empezó tocando el saxofón durante su adolescencia, al principio con varios grupos del colegio. El colegio también contribuyó a su futuro como estrella del pop, aunque de forma más extraña, ya que una pelea de patio de colegio le dejó una pupila paralizada (le clavaron en el ojo un compás). A raíz de ello, sus ojos eran de distinto color, accidente que vino a reforzar su imagen de extraterrestre. Sin embargo, a principios de los años 60, su estilo era indudablemente conformista, con sus ropas Mod y sus riffs R&B. Durante los años siguientes hizo y deshizo una variedad de grupos entre los que estuvieron los King Bees, los Manish Boys, Lower Third y Buzz. A finales de 1966, cambió su apellido debido a la creciente popularidad de Davy Jones de los Monkees. Durante el mismo período, entró en contacto con el manager Kenneth Pitt, que a partir de ese momento cuidó su trayectoria profesional durante el resto de la década. El contrato firmado con el sello de moda, Decca Records, provocó que Bowie obtuviera una buena publicidad, pero los singles posteriores y el bien promocionado álbum de debut no se vendió. Bowie siguió con las clases de mímica y Pitt financió un telefilm, Love You Till Tuesday, que nunca se llegó a emitir en una gran cadena televisiva. A finales de los años 60, Bowie se perfilaba como uno de los ídolos del pop más improbables de la nueva década. Sólo se le conocía por la gran cantidad de anuncios contratados en la prensa musical británica, y era considerado un artista que había publicado muchos discos en varios sellos, todos sin éxito. La posibilidad de reinventarse como estrella del pop para los años 70 parecía como mucho remota, pero en el otoño de 1969 por fin rompió con lo anterior mediante "Space Oddity", que se editó coincidiendo con el lanzamiento lunar estadounidense. El novedoso relato de Major Tom, cuya estancia en el espacio le desorienta hasta el punto de decidir quedarse a la deriva en vez de volver a la Tierra, fue un éxito para el Top 10 del Reino Unido. Lamentablemente, Bowie parecía incapaz de seguir el éxito del single con nada que fuera similarmente interesante y cuando fracasó "The Prettiest Star" la mayoría de la crítica, comprensiblemente, le descartó con la etiqueta de fenómeno de un día. Una serie de cambios notables en la vida de Bowie, tanto a nivel personal como profesional, se produjeron en 1970. Su hermano Terry fue internado en un hospital psiquiátrico; su padre murió y poco después, David se casó con estudiante de arte Angela Barnett; y finalmente prescindió de los servicios de su leal manager, Kenneth Pitt, que fue sustituido por el más estridente Tony de Fries. Durante este período de vaivén, Bowie finalizó su primer trabajo importante, el extraordinario álbum titulado The Man Who Sold The World. Con el apoyo musical del guitarrista Mick Ronson, el batería Mick "Woody" Woodmansey y el productor Tony Visconti al bajo, Bowie produjo un sonido sorprendentemente duro, con la ayuda de los teclados fantasmagóricos de Ralph Mace, para acompañar a su voz dramática y escalofriante. Las letras hicieron de complemento brillante a la instrumentación y Bowie exploró una gran variedad de temáticas, entre ellas la perversión sexual ("The Width Of A Circle"), la enfermedad mental ("All The Madmen"), un futuro negro ("Saviour Machine") y el nihilismo de Nietzsche ("The Supermen"). Todas estas temáticas fueron reexaminadas en álbumes posteriores. La oferta culmina en una portada llamativa en la que Bowie aparece recostado de forma seductora y ataviado con un amplio vestido. El travestismo volvió a dar una pista sobre los años futuros de Bowie en los que difuminó su identidad de género y hasta proclamó su bisexualidad. Bowie firmó con RCA Records, recibió, según indicios, un fuerte adelanto y terminó Hunky Dory en 1971. El álbum fue más ligero de tono que su predecesor, volviendo Bowie a la guitarra acústica en algunos temas y explorando una orientación, si no menos interesante, sí más comercial. Hunky Dory fue un álbum magnífico, pero sus ventas fueron discretas. Bowie se aprovechó plenamente de su creciente perfil mediático al realizar una gira en el Reino Unido en la que su escandalosa vestimenta, voz llamativa y caché de nuevos temas mostraron al artista en toda su gloria. Hasta aquel momento, Bowie había explorado varias ideas, temáticas e imágenes que se fundían de forma efectiva, aunque no forzosamente de forma coherente. La fusión completa se reveló en junio de 1972 con el álbum The Rise And Fall Of Ziggy Stardust And The Spiders From Mars. En éste, Bowie adoptó la personalidad de una estrella del rock apocalíptica cuyo ascenso y caída coincide con el fin del mundo. Aparte del aire catastrofista pero despreocupado de "Five Years", también había los ya conocidos temas de la era espacial ("Starman", "Lady Stardust", "Moonage Daydream") y el inevitable bis ("Rock 'N' Roll Suicide"). A estas alturas, se percibía que todo lo que Bowie tocaba se convertía en oro, y su talento como productor también supuso una recompensa para su viejo héroe Lou Reed (Transformer y el single "Walk On The Wild Side") y para el resucitado Mott The Hoople, que tuvo su primer éxito con "All The Young Dudes". Aún en su cénit, Bowie sacudió al mundo del rock al anunciar el 4 de julio de 1974 su retirada de los escenarios en el Hammersmith Odeon de Londres. Posteriormente se supo que no era Bowie quien se retiraba, sino su personaje, Ziggy Stardust. En una mirada al pasado, Bowie realizó un desvío inusual al grabar un disco de sus canciones favoritas de mediados de los 60. Pin Ups resultó ser desigual, aunque también tuvo sus momentos de gloria. Después de grabar un concierto especial desde el Marquee Club de Londres denominado "The 1980 Floor Show" para ser emitido por la televisión estadounidense, Bowie presentó su siguiente trabajo, Diamond Dogs. A pesar de no haber obtenido el permiso para utilizar el título 1984, adaptó la famosa novela de George Orwell como base para su exploración favorita en los temas de futuro oscuro, sexualidad y amor predestinado al fracaso. Hubo hasta algunos excelentes pasajes de la novela que Bowie tradujo de forma efectiva al rock. Julia, al que el antihéroe de la novela Winston Smith describe como "una rebelde de la cintura para abajo", se convirtió en la “hot tramp” (putita caliente) de "Rebel Rebel" (que fue un single con éxito). De lo que careció el álbum fue del sonido característico de los Spiders From Mars, y especialmente de la guitarra afilada de Mick Ronson. Una gran gira por EE UU y Canadá presentó el espectáculo de "Diamond Dogs" en su punto más excesivo y expansivo, pero el proyecto entero se vio limitado por el presupuesto de producción. Detrás del espectáculo, la música quedó parcialmente olvidada, lo cual se vio confirmado con la publicación del fracaso de la crítica, David Live, en 1974. La popularidad de Bowie era tan enorme como a mediados de los 70, momento en que corrigió el error histórico al situar a "Space Oddity" en el número 1, seis años después de su aparición inicial en las listas británicas. En ese mismo año, también logró su primer número 1 en Estados Unidos con "Fame", que incluía la voz y el talento de John Lennon como compositor conjunto. El tema se incluyó en su siguiente álbum, Young Americans, que vio el resurgir de un nuevo Bowie, enfrentándose con éxito al soul de Filadelfia. Durante el mismo período, Bowie, cuya residencia se había fijado en Bel Air (Hollywood), estaba cayendo en la drogadicción y el ocultismo, mientras que su matrimonio, a menudo tormentoso, con Angie se estaba desmoronando. Como casi siempre en la vida de Bowie, sus tormentas personales coincidían con la labor creativa y trabajó mucho en el proyecto cinematográfico de Nic Roeg, The Man Who Fell To Earth, en el que obtuvo el papel protagonista del alienígena desplazado y abandonado en la Tierra. Las críticas fueron desiguales. La imagen se vio cristalizada en el personaje del Thin White Duke, cuya frialdad apareció en su siguiente álbum, Station To Station. En una producción austera pero opaca, el álbum pronosticó la siguiente fase de su carrera, en la que trabajó con Visconti y Brian Eno para crear la "trilogía de Berlín". Bowie se mudó a Berlín a mediados de 1976, lugar al que le acompañó Iggy Pop, que había sido compañero constante del cantante durante la recién terminada gira White Light. La primera etapa de su rehabilitación musical se fraguó en el álbum The Idiot de Iggy Pop, cuya grabación se realizó mayoritariamente en París, y que Bowie produjo y co-compuso. El sonido áspero y escueto del disco fijó la base de Low y Heroes, ambos editados en 1977. Estos trabajos principalmente instrumentales, cuyo tono se vio muy influenciado por la electrónica minimalista de Eno, no fueron un gran éxito de ventas pero se convertirían en un fuerte referente para la nueva generación de bandas de synth-pop que se formaron a finales de los 70 y principios de los 80. En la primavera de aquel año, Bowie se fue de Berlín y se trasladó a un espacioso apartamento en Manhattan. Sus aspiraciones como actor se vieron reflejadas en su papel protagonista en el Hombre Elefante en Broadway, cuya recepción por la crítica fue inmejorable. Durante la permanencia de la obra en Chicago, Bowie editó un álbum de temas nuevos, que se acercaba más al rock melódico de la época. Scary Monsters (And Super Creeps) fue aventurero con su electro-pop y la guitarra distorsionada de Robert Fripp (que también hizo aportaciones en "Heroes"). Este álbum incluyó el pensativo "Ashes To Ashes", un tema fascinante en el que se hace referencia a una de las creaciones anteriores de Bowie, Major Tom. En el comienzo de los 80, Bowie aceptó una serie de proyectos muy diversos, entre ellos su aparición en Baal de Bertolt Brecht, la sorprendente colaboración musical con Queen ("Under Pressure") y Bing Crosby ("Peace On Earth"/"Little Drummer Boy") y dos papeles protagonistas en las películas The Hunger, y el éxito de crítica Feliz Navidad Mr. Lawrence. El cambio de sello de RCA a EMI Records coincidió con la publicación del trabajo más comercial de Bowie desde principios de los 70 con Let's Dance, producido por Nile Rodgers de Chic. En ese mismo año (1983) tuvo dos éxitos más, ambos de los cuales se quedaron a las puertas del primer puesto en las listas británicas con la remezcla de "China Girl" y "Modern Love". Bowie siguió de cerca a Let's Dance con el decepcionante Tonight, que obtuvo una crítica globalmente mala pero logró producir un single de éxito con "Blue Jean". En 1987, Bowie volvió a sus raíces al unir fuerzas con su antiguo compañero de escuela, Peter Frampton, en la gira "Glass Spider". El álbum posterior, Never Let Me Down, volvió a ser denostado por la crítica y crecieron los rumores sobre que a Bowie se le habían acabado las ideas musicales y los personajes convincentes. Siempre eludiendo las predicciones, Bowie decidió formar una banda en 1989 y para ello contrató los servicios de Reeves Gabriels (guitarra), Tony Sales (bajo) y Hunt Sales (batería); los dos hermanos ya habían trabajado con Bowie en el álbum de Iggy Pop, Lust For Life. Tin Machine compartió su nombre con el de su primer álbum, en un paquete que ofreció un trabajo guitarrero al estilo de siempre, casi rozando el heavy. Bowie también llevó a su banda en una gira intencionadamente atenuada en locales menores, expresando así su deseo de tocar en sitios pequeños para volver a sus raíces. Fue un experimento interesante pero ni este disco ni el posterior hicieron mucho por aumentar la consideración de la crítica hacia Bowie a finales de los 80. Black Tie White Noise fue su álbum más fuerte en mucho tiempo y entró en la lista británica de álbumes en el número 1. Más avanzado el año, la publicación de un álbum discreto inspirado por su trabajo en la adaptación de The Buddah Of Suburbia de Hanif Kureishi le aportó a Bowie más elogios. En 1995, Bowie editó 1. Exteriormente, fue una colaboración con Brian Eno que recibió una crítica mixta y unas decepcionantes ventas. Para el terrícola inspirado por el rock ruido industrial y la música dance, se empezaban a notar las grietas; con este disco Bowie dejó de ser un innovador; se convirtió en un mero imitador. Habría sido un álbum más satisfactorio si se hubieran eliminado los ritmos dance para desvelar al auténtico Bowie. En 1998, siempre con los ojos en el futuro, Bowie lanzó el primer proveedor de acceso a Internet creado por un artista: Bowienet. En 1999, trabajó y grabó con Placebo y volvió a un estilo de composición más convencional en 'Hours...'. Este álbum contiene unos fuertes vínculos con la construcción de canciones de Hunky Dory y unas inflexiones vocales parecidas. Fue su trabajo más satisfactorio y exitoso en algún tiempo, pero fue su último disco de estudio para Virgin. En diciembre de 2001, el cantante anunció el lanzamiento de su propio sello independiente: ISO.