Blur

Blur: últimos videos de música

I Broadcast

Video Música

Threadneedle Street Live At The Electric Ballroom 6.9.99

Video Música

Swallows in the Heatwave Live At The Electric Ballroom 6.9.99

Video Música

Sing Live At The Astoria 10.02.97

Video Música

Polished Stone Live At The Electric Ballroom 6/9/99

Video Música

Mace Live At The Electric Ballroom 6.9.99

Video Música

Bank Holiday Live Clips At Shepherds Bush 1994

Video Música

Lonesome Street

Video Música

Blur: sobre

"Cuando saquemos nuestro tercer álbum, nuestra condición de banda inglesa clave de los noventa estará asegurada". Se trata de la típica bravuconada que en 1990 podría haber dicho cualquiera de las bandas indie británicas del momento, pero en boca de Damon Albarn de Blur suena a profecía. Blur se creó en Londres mientras Albarn (nacido el 23 de marzo de 1968 en Whitechapel, Londres, Inglaterra; voz), Alex James (nacido el 21 de noviembre de 1968 en Bournemouth, Dorset, Inglaterra; bajo) y Graham Coxon (nacido el 12 de marzo de 1969 en Rinteln, Hanover, Alemania; guitarra) estudiaban en el Goldsmiths College. Coxon había visto por primera vez a Albarn cuando éste hizo su primera actuación en solitario en el Colchester Arts Centre en 1988. Entre el público también se encontraba el futuro batería de Blur, Dave Rowntree (nacido el 8 de mayo de 1964 en Colchester, Essex, Inglaterra). La pasión de Albarn por la música fue estimulada por su padre, que se movía en ambientes en los que su hijo entró en contacto con artistas como Soft Machine o Cat Stevens. Por otro lado, su madre trabajaba de diseñadora de escenarios en la compañía de teatro de Joan Littlewood en Stratford. Rowntree, cuyo padre fue ingeniero de sonido de los Beatles en la BBC, había asistido a clases de gaita. Cuando los cuatro componentes coincidieron en Londres (Coxon fue la primera persona a la James vio en la residencia de estudiantes), formaron un grupo, llamado inicialmente Seymour, y empezaron por los escalones más bajos del circuito de conciertos, teloneando a New Fast Automatic Daffodils y a Too Much Texas en un local de Camden llamado Dingwalls. Un año y una docena de conciertos más tarde, el cuarteto firmó por Food Records, dirigida por el ex-teclista de Teardrop Explodes David Balfe y el periodista de Sounds Andy Ross, quienes les sugirieron que cambiaran de nombre y pasaran a llamarse Blur. El grupo se ganó una buena reputación entre los promotores de conciertos por su directo arriesgado e imprevisible. Facturando un pop de los noventa amable, vibrante y con un toque irónico, el primer lanzamiento de Blur, "She's So High" (cuya inclusión en su primera maqueta les permitió firmar un contrato aún como Seymour), se coló en el Top 50 de las listas británicas. Con el grupo irradiando una justificada y despreocupada confianza en sus posibilidades, no fue ninguna sorpresa que la contagiosa "There's No Other Way" alcanzara el número 8 de las listas británicas en la primavera de 1991. El éxito prosiguió con la irrupción de Leisure en el número 2 de las listas británicas, apenas dos años después del nacimiento del grupo. A continuación, sin embargo, llegaría un período de relativo estancamiento con "Popscene", que no pasó del número 34 en las listas británicas. A medida que los movimientos "baggy" y "Madchester" se iban diluyendo, Blur eran vistos con la misma hostilidad con la que también se recibía a grupos como Rain o Mock Turtles, y el público abandonaba el pop basado en guitarras tipo Byrds del momento. Blur parecían destinados a morir con la misma rapidez con la que se habían establecido, aunque su nombre aún aparecía en los periódicos por su condición de "grupo de talento". A finales de 1992, el grupo presentó Modern Life Is Rubbish a su compañía discográfica, quien rechazó el álbum. Balfe insistió en que Albarn debía escribir al menos dos canciones más. Esas dos canciones adicionales, "For Tomorrow" y "Chemical World', fueron los singles del álbum. Cuando éste finalmente se publicó en 1993, las 50.000 copias vendidas no lograron igualar las cifras alcanzadas por su trabajo anterior ni satisfacer las expectativas creadas, pero las giras y una importante aparición como cabezas de cartel en el festival de Reading les devolvieron la confianza. Los "nuevos" Blur ya estaban a punto, y entraron en acción en marzo de 1994 con el lanzamiento de "Girls & Boys", el primer single de un álbum que iba a marcar una época: Parklife. Este disco invirtió con picardía las expectativas musicales. Cogía prestado tranquilamente de todas las grandes instituciones británicas, desde los Beatles, Small Faces y Kinks hasta Jam y Madness, todo ello rematado con la puesta en escena deliberadamente cockney de Albarn. Por fin parecía que los exabruptos presuntuosos de la banda tenían fundamento. Blur, reconciliados ya con la prensa musical, consolidaron su posición con un directo espectacular ante 8.000 fans en el Alexandra Palace de Londres; mientras tanto, el álbum obtuvo una nominación a los premios Mercury Music, a la que siguieron cuatro trofeos en los BRIT Awards de 1995, entre los cuales los premios al Mejor Grupo y al mejor Mejor Álbum. Poco después, la prensa británica intentó preparar una campaña de enfrentamiento entre Oasis y Blur cuando los dos grupos eligieron el mismo día para lanzar sus respectivos ssencillos. En esa ocasión, Blur ganó la batalla de las listas (con "Country House") pero guardaron un diplomático silencio. Fueron Oasis, sin embargo, los que coparon los titulares día tras día. Tras la tibia acogida recibida por The Great Escape, Blur se retiraron discretamente a Islandia para elaborar material nuevo. El resultado de su trabajo fue un primer puesto en la lista de sencillos, en enero de 1997, con "Beetlebum" y otro en el número uno, también en Gran Bretaña, en el apartado de álbumes con Blur. Un sonido más duro (manifiesto en la ruidosa "Song 2") y un material más relajado ("Death Of A Party") hicieron recordar sus primeros singles, y demostraron sin ningún género de duda que continuaban estando entre los grandes del panorama pop británico. Influenciados claramente por grupos de rock alternativo americanos como Sonic Youth o Pavement, el álbum también permitió a Blur irrumpir en los EE.UU. En 1998, Coxon creó su propio sello discográfico, Transcopic, y publicó su primer trabajo en solitario. El grupo regresó en marzo de 1999 con el single "Tender", que alcanzó el número 2 en las listas británicas. El exitoso 13 marcó el final de una larga colaboración con el productor Stephen Street, ya que todos los temas de este álbum excepto uno fueron supervisados por William Orbit.