ANTONIO JOSÉ, CALI Y EL DANDEE